Si me divorcio, ¿me tienen que dar pensión?

Lamentablemente la vida en pareja a veces puede tornarse compleja, lo que lleva a muchas personas a iniciar un procedimiento de divorcio, sea que éste se inicia conjunta y voluntariamente por ellos, o en su caso que se solicite por uno solo de los cónyuges sin necesidade de expresión de causa para pedirlo (divorcio incausado).

No obstante, cuando se llega al fin del matrimonio mediante resolución judicial, hay aspectos que se deben regular, es decir, se debe establecer que es lo que pasará después de que se decrete el divorcio (por ejemplo: guarda y custodia, alimentos, disolución de la sociedad conyugal, etc.)

Al respecto surge la pregunta de si le asiste o no a un divorciante el derecho a recibir pensión alimenticia de su excónyuge, y la respuesta que proporciona la ley civil es que sí tiene tal derecho.

Este derecho se encuentra regulado por el Código Civil del Estado de México en los artículos:

  • El artículo 4.99 en esencia señala que en el divorcio se tiene derecho a alimentos cuando el divorciante lo necesite y el monto de la pensión se determina por el juez con base en: la edad y salud del interesado, su escolaridad y potencial para obtener empleo, los medios económicos que tenga cada uno, las necesidades que tenga, si tiene más deudas el obligado a dar alimentos que deban tomarse en consideración.

    Cabe decir que cuando uno de los cónyuges no tenga bienes o se haya dedicado de forma ordinaria durante el matrimonio al trabajo del hogar, cuidado de la casa o los hijos o que esté imposibilitado para trabajar, entonces siempre tendrá derecho a recibir pensión alimenticia. 

  • Por su parte el artículo 4.109 menciona que en el divorcio voluntario se tiene derecho a recibir alimentos por el mismo lapso en que duró el matrimonio, pero con la condicionante de que el que los vaya a recibir haya realizado de manera cotidiana labores de administración y dirección del hogar o cuidado de la familia, o que por su condición o circunstancias no pueda allegarse por sí mismo de sus propios alimentos.

    Destacando que en este caso del divorcio voluntario, el derecho a recibir alimentos se termina cuando la persona contraiga nuevo matrimonio o se una en concubinato.

Así que ahora ya sabes, sí hay derecho a recibir alimentos cuando te divorcias, pero bajo las condiciones que señala la ley y por los lapsos que ésta menciona, por lo que es necesario consultarlo con un abogado. Finalmente no olvides que estos puntos se refieren a los alimentos entre cónyuges, no a los de los hijos.


Category : Derecho Familiar