¿Para qué sirve contratar a un abogado?

En México y en el mundo la noción de contratar un abogado no es de lo más popular, y es que muchas veces no se sabe cuál es la función que cumple un abogado, ya que la mayoría de la gente concluye que un abogado se contrata únicamente para salir de un problema de carácter criminal (materia penal)

Entonces, ¿cuándo debe contratarse a un abogado? Para arribar a la respuesta, debemos estar conscientes que el mundo del derecho (se quiera o no) es tan vasto que trasciende a todas las actividades cotidianas que la gente realiza, por ejemplo: el contrato de compraventa se lleva a cabo cuando acudimos al supermercado a adquirir bienes, o el contrato de transporte se actualiza cuando abordamos un taxi.

Los anteriores, son ejemplos simples que nos permiten dimensionar el mundo jurídico, sin embargo, existen actividades que pueden tener efectos más permanentes en la vida de las personas que el abordar un taxi, ejemplo de ello sería el rentar un local comercial, o tal vez comprar un automóvil a crédito. Por lo que cuando se interviene en estos u otros actos, es que se necesita la intervención de un abogado, esto es así, ya que su participación como asesor de las partes involucradas y como diseñador de los pactos que ellas celebren en un contrato, dará certeza de qué se debe satisfacer por cada una, el tiempo en que deberá hacerse y dónde se cubrirá la obligación, así como las modalidades o condiciones que pacten (materia civil)

Además de lo anterior, el contar con la asesoría de un abogado es primordial para los negocios, quienes en la ejecución de actos de comercio (actividades propias del negocio) deben hacerlo con estricto apego a las leyes que rijan tales actos (materia mercantil y corporativa) al tiempo que se también observan las regulaciones respectivas para el caso que el negocio cuente con trabajadores (materia laboral) así pues en la vida de las empresas es esencial para la consecución del objeto comercial y sano desarrollo del negocio el uso de contratos, hojas de cargo, notas de crédito, documentos de consignación, pagarés, contratos, etcétera, que evidentemente deberán ser diseñados por un profesional del derecho y no por contadores o dependientes quienes carecen de los conocimientos necesarios para su diseño y elaboración. (Al mismo tiempo que los abogados fiscalistas no intervienen en la labor de los contadores de las empresas e individuos)

Un rubro de especial importancia en el que intervienen los abogados es el que ocurre a puerta cerrada dentro de nuestras casas, es decir, el que regula lo que ocurre en la familia (materia familiar) yendo desde la preparación de las bases para el matrimonio, la organización patrimonial y obligaciones dentro del seno familiar, hasta la regulación de las consecuencias legales ante el infortunado evento de la muerte de un miembro de la familia.

Son muchas las materias del derecho y por tanto es amplísima la participación de un abogado en favor de sus clientes, por lo que no se abordará la utilidad del abogado en todas ella, pero baste señalar que la obtención, regularización y en general gestión de permisos, licencias, y documentos migratorios, administrativos, registrales, etcétera, siempre será más efectiva si se lleva de la mano de un abogado que conozca tales materias.

Así que la próxima vez que te preguntes, si deberías buscar la asesoría  de un abogado, te invitamos a hacerlo, ya que cualquier acto que se ejecute en el ámbito, personal, familiar, de negocios, de trabajo, y/o cualquier interacción con algún ente público o privado seguramente tiene que ver con el mundo de las leyes aunque no lo sepas, y siempre es mejor estar informado y protegido al momento de tomar cualquier decisión. 

Te invitamos a que nos hagas llegar cualquier pregunta que tengas relacionada con el ámbito jurídico, ya sea a través de nuestras redes sociales, correo electrónico o directamente a nuestros números telefónicos, y con gusto la atenderemos.


Category : Tips Legales