¿QUE ES LA PATRIA POTESTAD?

Seguramente alguna vez usted ha escuchado el término “patria potestad” y sabe que se refiere a los hijos, pero muy probablemente desconozca todo lo que implica, sobre todo tratándose de un concepto tan importante en las relaciones familiares.

La patria potestad es refiere al conjunto de derechos y obligaciones que tienen todos los padres  y madres para con sus hijos y los bienes de sus hijos (señalados en las diferentes legislaciones civiles y familiares tanto en los estados como a nivel federal e internacional); estos derechos y obligaciones existen con la finalidad de proteger a los menores tanto en los aspectos morales como materiales, y siempre van a aplicarse en el interés superior del menor (prioridad de los derechos de los menores respecto de cualquier otro derecho de otras personas físicas o morales).

La patria potestad se orienta a garantizar el acceso a la salud física y mental, alimentación, educación, y en general el desarrollo de los menores en todos los ámbitos de su vida (físicos y psicológicos). Debemos aclarar que los hijos menores de edad son los que se encuentran sujetos a la patria potestad y los que ejercen dicha patria potestad son los padres y madres, y sólo en algunos casos los abuelos.

En el caso de la separación de los padres (por divorcio o por terminación de concubinato o que no hayan vivido juntos nunca) ambos deben continuar con el cumplimiento de todas las obligaciones para con sus hijos y sólo se verán afectados los derechos (como la convivencia) en la medida en que lo determinen los propios padres a través de un convenio o por un juez en una sentencia judicial.

Los menores de edad no pueden comparecer en los juicios o contraer obligaciones sin el consentimiento expreso del o los que ejerzan la patria potestad; asimismo, aquellos que ejercen la patria potestad, son legítimos representantes de los menores que se encuentren sujetos a ella, también son los administradores de los bienes que pertenezcan a dichos menores (aunque les está prohibido enajenar o gravar estos bienes, salvo que cuenten con autorización judicial en casos de absoluta necesidad o de evidente beneficio).

La patria potestad se pierde cuando así lo ordene una resolución judicial por condena; en interés superior del menor en casos de divorcio; por actos de violencia contra el menor; por abandono; por ser sentenciados por la comisión de delitos dolosos contra el menor en su persona o sus bienes; o porque haya sido condenado dos o más veces por delitos graves.

La patria potestad se suspende cuando así lo ordene una resolución judicial por condena; por incapacidad declarada judicialmente; por ausencia declarada judicialmente; por poner en peligro la vida, la salud o la integridad física del menor debido al consumo de alcohol, el juego, y el consumo de drogas lícitas e ilícitas; porque exista la posibilidad de poner en riesgo la salud, el estado emocional o la vida del menor; o por no permitir que se lleven a cabo las convivencias decretadas por un juez.

La patria potestad se limita en los casos de divorcio o separación, tomando en cuenta el incumplimiento de la obligación alimentaria, de los deberes de crianza y los actos de violencia familiar.

La patria potestad se termina por la muerte de quién la ejerce, por la emancipación del menor derivada del matrimonio, por la mayor edad del hijo, por la adopción, o cuando el menor sea entregado a una institución de asistencia pública o privada para ser dado en adopción.

Sin embargo, en beneficio del interés superior del menor, aún y cuando la patria potestad sea limitada, suspendida o se pierda, sólo se refiere a la parte de los derechos (como la convivencia), pero no así de las obligaciones (como los alimentos).

Así que si tu eres un padre o madre, considera que tienes derechos y obligaciones para con tus hijos menores de edad que debes cumplir para que la patria potestad no se pierda, suspenda o límite.

Recuerda que tus hijos son tu responsabilidad, cuidalos y amalos.


Category : Derecho Familiar