¿QUÉ TRATO SE DA AL BULLYING ESCOLAR EN MÉXICO?

 

El fenómeno conocido como bullying escolar se ha instalado en las escuelas del país de manera tal que ha afectado a chicos y grandes, esto es así porque no solo los menores que sufren de este tipo de acoso se ven afectados, sino sus padres así como las instituciones educativas que los tienen a su cargo, y es por ello que surge la pregunta, ¿qué trato se le da al bullying escolar en México? ¿Es una conducta reconocida en el sistema legal?

 

Para conocer la respuesta a estas interrogantes, primero debemos establecer qué es lo que se debe entender por bullying escolar, y se define en lenguaje simple y de acuerdo a lo que establece la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) como : cualquier acto u omisión repetitiva que atente física, psicológica, emocional, patrimonial o sexualmente a algún menor (incluidos claro los adolescentes) que suceda cuando éstos se encuentren bajo el cuidado de las instituciones académicas, sin importar que sean públicas o privadas.

 

En este tenor, es importante destacar que para que estemos ante la presencia de bullying escolar, se deben presentar necesariamente los tres elementos de que habla la definición anterior, es decir: (1) que exista un acto u omisión que sea reiterado en cualquiera de las modalidades ya descritas, (2) que recaiga sobre un menor de edad y, (3) que estos actos de acoso se ejecuten cuando el menor se encuentre bajo el cuidado de su institución educativa.

 

Ahora bien, procediendo a responder las preguntas respecto a ¿qué trato se le da al bullying escolar en México? y si ¿es una conducta reconocida en el sistema legal? Respondemos en el sentido de que efectivamente el sistema jurídico mexicano reconoce la existencia de este fenómeno social, el cual lamentablemente se ha agudizado en los últimos años y esto ha propiciado innumerables juicios sobre responsabilidad civil incoados por parte de los padres de los menores, señalando evidentemente como corresponsable al centro escolar respectivo, al no prevenir ni hacer cesar tales conductas por parte del acosador.

 

Derivado de los citados juicios, en la actualidad existen tesis aisladas emitidas por la autoridad federal en las que se define el fenómeno, y no sólo eso, sino que se determina la responsabilidad que tienen las autoridades del país de propiciar el desarrollo libre de violencia de los menores de edad en sus centros educativos, procurando eliminar la discriminación; asimismo, estos criterios delinean las cargas probatorias para los involucrados en un juicio que tenga como punto de partida la existencia de bullying (responsable directo y/o centro escolar) por ejemplo, indican estas tesis o criterios, que se debe demostrar la causa y el efecto negativo que ha tenido en el menor, así como la acreditación de la negligencia del centro escolar, entre otros elementos.

 

Por todo lo anterior es que, los padres deben estar atentos a las conductas anómalas que pudieran presentar sus menores hijos, asimismo buscar remediar los problemas que en los centros educativos se presenten con la ayuda de las autoridades escolares que necesariamente deberán involucrarse si es que quieren salvaguardar e incluso proteger sus intereses futuros como posibles corresponsables en un hipotético juicio civil.

 

Si tienes dudas respecto a este tema ya seas particular o representes a un centro educativo, o si temes que tu hijo o alguno de tus alumnos pudiera ser víctima de bullying escolar y no sabes cómo actuar, escríbenos a contacto@benavidesnavarro.com y con gusto te brindaremos la asesoría necesaria.


Category : Tips Legales