¿QUÉ ES UN TESTAMENTO?

Estamos en el mes del testamento, y con ello la oportunidad de poder dejar en claro nuestra voluntad para que nuestros bienes y derechos sean designados a quienes nosotros decidamos.

El testamento es un documento que se elabora ante un Notario Público, dónde nosotros podemos disponer de nuestros bienes y derechos para decidir cuál será su destino tras nuestro deceso.

Sólo necesita solicitar una cita con el Notario de su elección,  llevar una identificación oficial y expresarle su voluntad para disponer de sus bienes y derechos tal y como quiere que sea. No es necesario llevar los documentos que acrediten la propiedad de sus bienes, tales como las escrituras.

Tampoco es necesario elaborar un inventario de bienes, a menos de que usted desee dejarle a una persona un bien o derecho en específico, en cuyo caso el Notario Público le pedirá toda la información suficiente para identificar el bien en cuestión para evitar que se confunda con los demás bienes.

Cuando usted deja la universalidad de sus bienes (todos los que tenga en conjunto) a determinadas personas ya sea en igual o diferente porcentaje, estás personas serán sus herederos; pero, si usted decide dejar bienes en específico a determinadas personas, ellos serán sus legatarios.

En el testamento no sólo se puede disponer de bienes y derechos, sino también de asegurar el futuro de sus hijos menores de edad o de mayores de edad que sean considerados incapaces y no puedan gobernarse por sí mismas, señalando tutores para ellos; incluso puede disponer del destino de sus mascotas señalando quién se quedará al cuidado de ellas.

También deberá señalar un albacea, es decir, la persona encargada de dar cumplimiento a sus disposiciones testamentarias.

No olvide que no sólo se heredan los bienes, sino que en muchos casos también se heredan las deudas, así que procure contratar algún seguro que cubra sus adeudos para no dejar desprotegida a su familia.

El costo de un testamento varia según la entidad, pero usted puede realizarlo con el Notario Público que usted elija, aunque la recomendación es que sea alguno que se encuentre en la entidad federativa en que vive.

Cualquiera puede realizar su testamento, no importando si se es joven o viejo, si se está casado o no, o si tiene o no hijos; lo importante es que determine su voluntad, evitandole, en la medida de lo posible, problemas a su familia.

Es importante resaltar que todas las disposiciones testamentarias son modificables, y que los bienes que no se encuentren dispuestos en el testamento son susceptibles de sucesión legítima.

Sabemos que el tema de la muerte resulta delicado, y nunca es fácil hablar de ello, pero es importante determinar nuestra voluntad en un testamento, ya que el fallecimiento resulta un hecho inevitable, que puede traer muchos problemas a nuestra familia, quienes no sólo deben lidiar con el dolor de nuestra pérdida, sino de las implicaciones legales que representa. 

Si tiene algún comentario o duda al respecto, no dude en escribirnos a través de nuestras redes sociales, por email a contacto@benavidesnavarro.com, o vía telefónica al 1113-0390.

Recuerde que estamos para ayudarle.

 


Category : Derecho Familiar