¿QUÉ ES EL REGISTRO DE DEUDORES ALIMENTARIOS MOROSOS?

Es lamentable saber de casos en que el obligado al pago de una pensión alimenticia se abstiene de cubrirla, bajo argumentos normalmente nada legítimos ni legales. Por ello, en el Estado de México y en otras entidades del país, los legisladores, con la intensión de frenar tales incumplimientos alimentarios, han diseñado métodos que así lo permitan.

Uno de estos métodos con el que se pretende limitar el incumplimiento del pago de pensión alimenticia y su natural consecuencia de atentar contra los derechos de un menor, es la creación del llamado Registro de Deudores Alimentarios Morosos, el cual es una “unidad administrativa del Registro Civil” en la que se inscriben a las personas que el Juez de lo Familiar determina por estar obligados al pago de una pensión alimenticia.

En este contexto es evidente que se inscribe en este registro, aquellas personas que se haya negado a entregar los pagos correspondientes a la pensión alimenticia a su cargo, incluyéndose también a los patrones que incumplan una orden de descuento de alimentos ordenada por un juez.

Para ejemplificar tales supuestos veamos lo siguiente: 

  • Si existe una sentencia que condene el pago de la obligación alimentaria (una sentencia que condena a pagar lo que se debe de alimentos no cubiertos), entonces el juez deberá ordenar la inscripción respectiva en el Registro de Deudores Alimentarios Morosos.
  • Si de las constancias que obran en el Registro, se advierte que un deudor alimentario moroso recibe un salario, y a pesar de ello no ha hecho pago de alimentos, se avisará inmediatamente al Juez familiar que ventile el caso, para que, sin necesidad de requerimiento al deudor, le ordene al patrón que retenga la pensión alimenticia decretada, y la ponga a disposición del acreedor alimentario.

Por su parte, hay que puntualizar que este registro detallará los datos del Deudor Alimentario Moroso, como son su nombre y CURP; el o los nombres de sus acreedores alimentarios; los datos del acta que acredite el vínculo entre deudor y acreedor alimentario (normalmente el acta de nacimiento o reconocimiento); de ser necesario el monto de la pensión a que lo sentenciaron o a que se obligó por convenio, y el número de pagos incumplidos y monto del adeudo alimentario; el Órgano jurisdiccional que ordenó el registro (siempre debe venir la orden de registro de un juez); y los datos del expediente del que nace la inscripción.

Una vez hecho el registro con los datos mencionados, mediante oficio se requiere al Instituto de la Función Registral del Estado de México (antes llamado Registro Público de la Propiedad), para que anote el certificado de deudor alimentario en los folios reales de que sea propietario el deudor alimentario (es decir, para que en sus documentos de propiedad se le señale como Deudor Alimentario Moroso). Y para el caso de que el Instituto de la Función Registral declare procedente la anotación, dará aviso al Juez respectivo para que el acreedor alimentario (aquél a quien se le debe dar la pensión alimenticia) pueda cobrar las cantidades que se le adeuden en la vía judicial respectiva (ejecución).

Evidentemente la calidad de moroso, es pasajera, ya que si el obligado cumple con lo adeudado a los acreedores alimentarios, podrá cancelarse entonces su registro como deudor alimentario moroso; es decir, una vez que hayan sido pagadas las pensiones adeudadas, el Juez ordenará a petición del interesado (el obligado a dar pensión), la cancelación de su registro como deudor alimentario moroso, la cual se tramitará mediante un incidente.

Cabe señalar que no se le eliminará del registro de deudor alimentario, sino hasta que haya cesado la obligación alimentaria, es decir, cuando por ley pueda liberarse de seguir pagando la pensión respectiva, lo que habitualmente se obtiene previa declaración de un Juez familiar.

Entonces, ¿cuál es la ventaja de la inscripción en el Registro de Deudores Alimentarios Morosos? Que da la facultad de inscribir en el Instituto de la Función Registral (antes Registro Público de la Propiedad) la cantidad adeudada en los folios en que se hayan asentado bienes propiedad del deudor alimentario, lo que permite garantizar la preferencia en el pago de estas deudas alimentarias por encima de otras deudas, como pudiera ser una hipoteca.

Asimismo, permite conocer previa solicitud a la Unidad del Registro de Deudores Alimentarios Morosos, un Certificado o Constancia en la que se verifique si alguien está o no inscrito en el registro respectivo, lo cual en sí mismo constituye un dato que podría resultar de relevancia a alguna persona y podría prevenirle respecto a la existencia de responsabilidades alimentarias, por ejemplo, de alguien con quien se está sosteniendo una relación sentimental.

Si bien es cierto, este mecanismo se implementó con la intensión de proteger a aquellos que por su edad o condición son más vulnerables y se ven afectado con el incumplimiento en el pago de sus pensiones alimenticias, también, ha reportado un avance en cuanto a tener a ralla a los patrones quienes ya eran obligados solidarios con los deudores alimentarios en caso de no hacer el descuento de pensión, pero ahora, se ven “manchados” con un registro que los exhibe en cuanto a prácticas indebidas con relación a la retención de pago de pensiones alimenticias de sus trabajadores.

Si deseas más información respecto al pago de pensiones alimenticias, su constitución, modificación o extinción, no dudes en escribirnos a contacto@benavidesnavarro.com o contáctanos a través de nuestras redes sociales, donde con gusto despejaremos tus dudas.


Category : Derecho Familiar